España

España (262)

Cristiano Ronaldo, Chicharito y Jesé certificaron la victoria de los blancos, que ya piensan en la eliminatoria de cuartos de final de la Champions League.

Miércoles, 08 Abril 2015 20:02

El líder no afloja; 4-0

Tres puntos más en el saco para el líder de la Liga. El Barça superó claramente al Almería en una jornada intersemanal utilizada por los locales para hacer muchos cambios en el once, como las inclusiones de Bartra, Sergi Roberto o Pedro. No ha sido la versión más fina de los culés, pero sí decidieron la cita con goles sensacionales, de Messi, Suárez (2) y Bartra, respectivamente. Suman así 20 victorias en los últimos 21 partidos.

El Real Madrid no cede en su empeño de sumar victoria tras victoria en el tramo final de la Liga y ante el Rayo logró en Vallecas la segunda consecutiva de esta importante semana, que cerrará el sábado en casa ante el Eibar. Ya avisó Ancelotti que iba a ser complicado y el triunfo del campeón de Europa se fraguó en una impecable segunda mitad.

Pocas ocasiones se vieron en la primera. James tuvo la más clara de los visitantes, pero su disparo desde la frontal en el 10’ tras un gran pase atrás de Carvajal terminó manso en las manos de Cobeño. Minutos más tarde marcaría Bale un bonito gol de volea que fue anulado por fuera de juego.

Cambio tras el descanso
La segunda mitad fue totalmente distinta. Comenzó con una jugada muy discutida en el minuto 51, cuando Cristiano Ronaldo recortó a Amaya dentro del área y cayó derribado. El colegiado resolvió la jugada amonestando al delantero blanco. Pese a todo, el encuentro había cambiado y los madridistas llegaban con asiduidad al área local. Benzema y Marcelo, en el 53’ y 55’, estuvieron cerca de desequilibrar el marcador.

El Real Madrid era un vendaval, pero el gol se resistía. El disparo de James en el 65’, que se marchó alto por muy poco, así lo demostraba. Y el premio, que ya estaba siendo merecido por parte de los blancos, por fin llegó.

Espectacular jugada de Carvajal
En el minuto 68, Bale cedió el esférico a Carvajal, que se inventó la jugada que decantó el choque. Su tremenda velocidad le permitió marcharse de Embarba y la precisión que le imprimió a su posterior centro fue clave para que Cristiano Ronaldo rematara en plancha con la cabeza desde el punto de penalti. El pichichi acumula 37 goles en el campeonato.

Los madridistas ya habían logrado lo más complicado y cinco minutos más tarde ampliaron distancias. Cristiano Ronaldo combinó con James y el colombiano sorprendió a Cobeño con un imparable disparo desde la frontal del área. Incluso pudo llegar un tercer tanto si Isco hubiese superado en el 86’ al cancerbero local en un remate desde el punto de penalti. El Real Madrid cumplió en Vallecas. Los blancos continúan imparables en su objetivo de cosechar los 30 últimos puntos del campeonato.

Jérémy Mathieu ha decidido en Balaídos. Un gol del francés en el minuto 73 de partido ha dado tres puntos fundamentales a un FC Barcelona que ha sufrido para tumbar al Celta, que ha plantado mucha cara en el primer tiempo. En el segundo, dominio de los azulgranas, que han necesitado hasta 163 minutos –en el Camp Nou se quedaron a cero- para superar a Sergio Álvarez. El triunfo permite a los culés mantener la ventaja de cuatro puntos al frente de la clasificación, con nueve jornadas aún por delante.

Un inicio incómodo

Las primeras incógnitas del partido, las correspondientes a los recambios de Alba y Mascherano en el once, han quedado resueltas con la presencia de Piqué y Mathieu en el eje de la defensa, la de Adriano en el lateral izquierdo y la de Sergio Busquets en el pivote defensivo. A pesar de mantener hasta ocho jugadores titulares del día del Clásico no se sentían a gusto los de Luis Enrique, sobre todo durante el primer cuarto de hora.

El Celta presionaba e incomodaba a un Barça que tenía que correr tras el balón más de lo habitual. Con el paso de los minutos, sin embargo, el partido ha ido cambiando y los azulgrana se han hecho con el control del encuentro. Del balón y del ritmo. Messi ha probado a Sergio Álvarez y Neymar Jr ha desaprovechado el rechace cuando todo parecía de cara. La respuesta local ha llegado en el minuto 40, cuando Larrivey envió a las nubes una ocasión clara.

Se llegaba al descanso con sensaciones agridulces para los culés, que han sufrido en el tramo inicial y final del primer tiempo. El estado del césped, con un montón de arena, tampoco ayudaba nada.

Mejora el Barça

El partido que ha planteado el Celta en el primer tiempo no se ha podido repetir en el segundo. El esfuerzo físico ha acabado pasando factura a los locales. El Barça, ahora sí, ha mandado claramente durante toda la segunda mitad. Con Xavi sobre el césped desde el minuto 55, el conjunto azulgrana ha pisado área una y otra vez. Sólo faltaba convertir las llegadas en ocasiones.

A pesar de no someter al Barça como en el primer tiempo, el Celta también ha generado alguna buena ocasión de gol. Cuando lo ha hecho, sin embargo, siempre han aparecido a tiempo Piqué o Mathieu, colosales en tareas defensivas. El francés, además, ha acabado decidiendo el partido a favor del FC Barcelona en una jugada a balón parado.

Como el día del Madrid, Mathieu se ha elevado por encima de toda la defensa rival para avanzar al Barça en el marcador. Un espectacular remate en plancha ha acabado otorgando tres puntos decisivos contra un Celta que ha acabado desquiciado, con diez jugadores por la expulsión de Orellana por lanzarle un trozo de césped a la cara a Sergio.

El Real Madrid no cedió en la carrera por la Liga y sumó ante el Granada los tres primeros puntos de los 30 que se ha marcado como objetivo hasta el final del campeonato. Lo hizo a lo grande. Marcando nueve goles y haciendo disfrutar a su público. Los blancos sentenciaron el encuentro en la primera parte con cuatro tantos y dieron la razón a su técnico, que confesó en sala de prensa que veía al equipo “fresco y listo para intentar ganar todos los partidos que restan”.

En las botas de James, que regresaba al equipo 60 días después, nacieron los dos primeros goles. Bale aprovechó su asistencia en el 25’ para abrir el marcador. El galés se adelantó a Mainz, superó a Oier en el mano a mano y remató a placer sobre la línea de gol. Ya se había logrado lo más complicado y el choque lo encarriló Cristiano Ronaldo cinco minutos más tarde con un remate que cogió una rosca inalcanzable para el cancerbero visitante.  

Ese tanto inició el recital del portugués, que en apenas ocho minutos firmó su vigesimocuarto hat-trick en la Liga. Marcelo centró en el 36’, Oier no acertó al despejar el esférico y Cristiano Ronaldo, muy atento, aprovechó el rechazo para marcar de volea. Dos minutos más tarde, y con un potente disparo desde la frontal, llegó el cuarto gol y el 34º del luso en el presente campeonato. Vuelve a ser Pichichi.

Inolvidable encuentro para el portugués
El Real Madrid estaba disfrutando, hacía disfrutar a su público y se reivindicaba frente a un Granada que sólo creó peligro en un bonito disparo lejano de El Arabi que se estrelló en el larguero en el 44’. En la segunda parte continuó el recital de los locales, que en apenas 11 minutos sumaron tres goles más a los cuatro marcados en la primera mitad. El primero llevó el sello de Benzema. James sacó el córner en el 52’ y el francés demostró su calidad controlando el esférico con el pecho y fusilando a Oier.

Cristiano Ronaldo ya había marcado tres goles, pero su ambición siempre le lleva a superarse y lo volvió a demostrar anotando el sexto tanto de su equipo y el cuarto en su cuenta. El pase largo medido fue de Marcelo en el 54’, Bale firmó un control prodigioso y asistió al portugués, que remató en plancha con la cabeza. Dos minutos después llegó el séptimo y el segundo en la cuenta personal de Benzema, que disparó a placer en el área pequeña.

Nueve goles para la historia
El Granada también obtuvo el premio del gol. Lo firmó Robert Ibáñez en el 74’. No fue el último. Aún llegaron dos más. Modric centró en el 83’ y Mainz, al intentar despejar, marcó en su portería. El noveno llevó la firma de Cristiano Ronaldo, que cerró así una tarde histórica para él. Modric sacó la falta en el 89’ y el luso llevó el balón a la red con la cabeza. El Real Madrid se reivindica a base de goles y buen juego. Hacía 47 años que los blancos no marcaban 9 goles en un encuentro de Liga.

Natalia Simeone acaba de cerrar la renovación de Simeone. La representante del Cholo ha estado durante toda la tarde cerrando los últimos detalles del nuevo vínculo del entrenador colchoneros con el Atlético. Estaba todo encaminado y ya se ha cerrado. Simeone será entrenador del Atlético hasta 2020. Todo hace indicar que mañana a las 13:00 horas se hará la presentación oficial de este nuevo acuerdo entre ambas partes. Junto con Simeone, que será el mejor pagado de todo el equipo, seguirá al completo todo su cuerpo técnico. 

De esta manera, el técnico prolonga así un vínculo que comenzó con el Atlético en diciembre de 2011 cuando llegó al Atleti. De cumplir el contrato, el argentino cumpliría más de ocho años al frente del equipo, convirtiéndose en el Ferguson colchonero. El Atlético quería dar continuidad a su Proyecto 2020 justo después de aliarse con el grupo Wanda, y de paso ahuyentar a los muchos clubes que han estado rondando a su técnico. El objetivo es ese, hacer de Simeone un referente histórico en el banquillo.

El Barcelona venció hoy 2-1 al Real Madrid en el clásico de la Liga española de fútbol gracias a un gol de Luis Suárez, un resultado que tiñe de azulgrana la definición del título.

La afición catalana intimidó al Real Madrid antes del juego con el imponente mosaico acompañando a capela el himno de los culés.

Sábado, 21 Marzo 2015 19:10

El Atlético cierra una semana perfecta

Nueva victoria de los colchoneros en el Vicente Calderón. Los rojiblancos regresaron a la senda de la victoria como local ante el Getafe tras la gran noche europea vivida el pasado martes.

El Real Madrid ganó, terminó imbatido y convenció ante el Levante a sólo una semana del Clásico. Brillante fue la primera mitad de los blancos, que marcaron dos goles y estrellaron un balón al palo y otro al larguero. El tanto llego en el 18’, aunque pudo hacerlo mucho antes en una jugada personal de Bale, que amortiguó con el pecho un centro de Marcelo, se orientó el balón con la izquierda en el 2’ y, a la media vuelta, realizó un centro-chut con la derecha que estuvo cerca de sorprender a Mariño.

Más clara fue la oportunidad que llegaría tres minutos más tarde. Modric combinó con Bale, que elevó el esférico con la izquierda y, de espalda, se lo entregó a Benzema con la derecha. El francés, a bote pronto, asistió a continuación a Cristiano Ronaldo, que controló y remató al palo. Mereció mejor final.

Bale abrió el marcador

Si exquisitas fueron las dos jugadas en las que los blancos tuvieron las ocasiones más claras hasta el momento, aún más bonita sería la sucesión de combinaciones con la que abrirían el marcador. Benzema hizo una pared con Modric y apareció Cristiano Ronaldo para rematar de chilena el centro al segundo palo del francés. Juanfran despejó sobre la línea de gol, pero Bale, más listo que nadie, empaló de volea el rechazo para adelantar a su equipo con la derecha. 

El Real Madrid era un ciclón y el segundo tanto, sólo cuestión de tiempo. Pudo llegar tras un centro de Bale que terminó en el larguero por el posterior despeje de Simao en el 28’, pero sí lo haría en el 40’. Modric, muy inteligente, sorprendió a la defensa visitante sacando rápido una falta hacía Carvajal, que centró atrás para que fusilara Cristiano Ronaldo. Bale, que completó una primera mitad espectacular, desvió el disparo del portugués y firmó su sexto doblete como madridista. 

Detallazo de Benzema
Conscientes de la ventaja adquirida, los blancos salieron tras el descanso con la intención de cerrar el partido. Cerca estuvo de hacerlo Benzema con una obra maestra. Un recurso que se le ocurre a muy pocos y que aún menos futbolistas pueden ejecutar. Cristiano Ronaldo centró desde la banda derecha en el 64’ y el francés sorprendió a todos con una volea de espuela que se estrelló en la cruceta derecha de la portería de Mariño. Durante mucho tiempo se recordará el remate del francés, que se ganó la merecida ovación del Bernabéu.

De ahí hasta el final, el Real Madrid gozó de más ocasiones para marcar y, a su vez, se mantuvo sólido para terminar imbatido. Tres importantes puntos a siete días del Clásico en el Camp Nou.

OPINIONES

COLUMNA SALESIANA

© 2017