Lunes, 27 Noviembre 2017 09:01

El árbitro y el Valencia no pudieron con el Barça 1-1

Un gol de Jordi Alba permite a los azulgranas igualar el gol de Rodrigo en un duelo muy exigente y mantener la distancia en la clasificación con el conjunto che.

Los grandes escenarios exigen siempre sacar la mejor versión de uno mismo. Y ésta es la que ha sacado el Barça sobre el escenario verde de Mestalla. Condicionado Valverde en la alineación por la sanción de Piqué ha dado entrada a un Vermaelen que ha formado pareja con Umtiti en el eje de la defensa. Y lo ha hecho a un gran nivel. Intensos y dominadores del juego los azulgranas comandaban el partido en territorio che, moviendo con muy buen criterio el balón para intentar desordenar a un Valencia replegado en su área.

Se gustaba el Barça sobre el césped de Mestalla, escenario siempre exigente y complicado, acostumbrado a crear una atmósfera hostil, se veía resguardado ahora a la expectativa del dominio azulgrana. Paulinho, que ha entrado de inicio en el interior lo ha probado desde la larga distancia. Messi desequilibraba entre líneas y buscaba pases filtrados en el área. Insistía el Barça ofensivamente y cuando tocaba replegarse estaba atento con mucha excelencia en la transición para evitar los ataques rapidísimos de Guedes y Rodrigo.

Privados del primer gol

Estaba fino el Barça que merecía el primer gol, que lo ha hecho Messi tras un disparo potentísimo desde la frontal y que Neto se le ha escapado de las manos, pero que el árbitro no ha dado por válido. Un gol que era legal tal y como ha mostrado la repetición televisiva al traspasar el balón por completo la línea de gol. No ha descentrado a los de Valverde la acción y han continuado cerrando el segundo de la Liga en campo propio. Suárez e Iniesta la han vuelto a tener antes del descanso.

El Valencia que llegaba al duelo con ocho victorias consecutivas estaba siendo irreconocible, fruto del gran trabajo del Barça. Pero poco a poco los de Marcelino han ido saliendo de su área y han comenzado a crear peligro. El gran dominio azulgrana ha dado paso a un partido frenético. Porque el Valencia ha llegado con más peligro al área de Ter Stegen.

Se adelanta el Valencia

Se abría el partido y eso beneficiaba el juego local, que aprovechaba con mucho peligro la explosividad del portugués del Valencia por banda izquierda. Era un toma y daca. Y en este contexto del juego, se ha aprovechado el conjunto che, que se ha adelantado con un remate de Rodrigo en el primer palo, precedida de un centro de Guedes. Tocaría remar en un partido que el Barça no merecía perder. Se exprimía el equipo al completo y Valverde ha introducido aire fresco con Deulofeu primero y luego Denis Suárez y Aleix Vidal. El centrocampista gallego ha aportado desequilibrio en medio y se ha asociado con criterio. Lo probaba el de Riudarenes por banda y Suárez continuaba buscando el gol con insistencia.

Jordi Alba hace justicia

Arriesgaba el Barça en ataque y se resguarda el Valencia con el gol a favor, esperando para aprovechar una transición para rematar el partido. Lo ha evitado Aleix Vidal en defensa en una vuelta eléctrica del azulgrana para salvar una contra de Guedes. La insistencia, sin embargo, del Barça en Mestalla ha obtenido premio a ocho minutos del final, cuando Messi ha enviado un pase teledirigido dentro del área para que Jordi Alba la empalara espectacularmente a la red. Imparable para Neto. Un gol que ha servido para sumar un punto frenético en Mestalla y que permite al Barça mantener la distancia con el Valencia de cuatro puntos y seguir invictos en esta Liga.

Modificado por última vez en Lunes, 27 Noviembre 2017 09:05

OPINIONES

COLUMNA SALESIANA

© 2017