Sábado, 18 Noviembre 2017 21:30

Tablas en el derbi madrileño en el WandaMetropolitano

Correa y Gameiro tuvieron las ocasiones de gol más claras de los colchoneros en un derbi madrileño donde el invitado especial no apareció.

El Atlético de Madrid mantuvo una jornada más su imbatibilidad liguera en el Wanda Metropolitano, tras empatar 0-0 frente al Real Madrid en el primer derbi de la historia que acoge la nueva casa colchonera, en un encuentro en cuyos prolegómenos se guardó un minuto de silencio en memoria de la leyenda Feliciano Rivilla, así como por José Manuel Maza, fiscal general del Estado español.

Los compases iniciales resultaron muy igualados, con ambos equipos derrochando mucha energía aunque generando pocas ocasiones claras de gol. Los del Atlético llevaron el sello de Correa y Gabi, pero no encontraron puerta y el choque se fue sin goles al descanso. Una igualdad que no se rompió en la reanudación, pues Varane salvó bajo palos una vaselina de Gameiro y Lucas evitó el tanto de Cristiano Ronaldo.

El encuentro arrancó con la tensión propia de un derbi, aunque también con demasiadas imprecisiones en ambos bandos. El Atlético fue el primero en golpear. En el minuto 3, Correa se plantó solo ante Casilla, pero mandó el balón fuera. Sin un claro dominador, el Real Madrid buscaba salvar la presión rojiblanca con transiciones rápidas en ataque. La asociación Isco-Marcelo por la izquierda era lo más destacado de los primeros compases. Sin embargo, los blancos no acababan de generar peligro sobre la portería de Oblak.

Oportunidad de Kroos
A medida que pasaban los minutos, el equipo de Zidane fue creciendo y sintiéndose más cómodo sobre el campo. Fruto de esa mejoría llegaron las ocasiones. En el 32’, una gran pared entre Kroos y Cristiano estuvo cerca de terminar en el 0-1, pero el alemán disparó fuera.

CARVAJAL REAPARECIÓ Y JUGÓ TODO EL ENCUENTRO

En la siguiente jugada fue el portugués el que obligó a intervenir a Oblak, tras un disparo de falta. Y en el 37’, Casemiro sirvió un balón de cabeza para Ramos que, al rematar, fue golpeado en la nariz por Lucas dentro del área, pero el árbitro no señaló el penalti. Esa acción obligó al capitán a ser sustituido por Nacho en el descanso.

El segundo periodo arrancó como finalizó el primero. El Real Madrid mandaba y lo intentaba generando superioridad por ambas bandas. Sin embargo, la defensa local impedía las llegadas claras de los blancos. Con el paso del tiempo, el juego se hizo más trabado. La fatiga empezaba a hacer mella en ambos conjuntos.

Asedio del Madrid
Faltaban 15 minutos para marcar y Cristiano pudo hacerlo con dos ocasiones. Primero, con un disparo desviado y, luego, con otro libre directo que despejó Oblak. El Atlético, por su parte, tuvo la suya a través de Gameiro, pero salvó Varane. Los de Zidane se volcaron buscando la victoria en los instantes finales. Kroos disparó de lejos y Cristiano volvió a aparecer dentro del área, pero el gol no llegó.

OPINIONES

COLUMNA SALESIANA

© 2017