Sábado, 21 Octubre 2017 20:28

El Inter le saca el empate al Nápoles en el San Paolo

Tras ocho victorias consecutivas, el Nápoles de Sarri perdió sus primeros dos puntos de la temporada empatando sin goles en el San Paolo ante un sólido Inter.

Tras ocho victorias consecutivas, el Nápoles de Sarri perdió sus primeros dos puntos de la temporada empatando sin goles (otro evento) en el San Paolo ante un sólido Inter. El plan de Spalletti estuvo claro desde el principio: dejarle el balón al equipo partenopeo, presionarle muy alto, y hacerle daño con el contragolpe gracias a la rapidez de Candreva y Perisic en las bandas y la puntería de Icardi. El primer tramo del partido fue esencialmente así, y los sureños llegaron a un paso del gol con Callejón y Mertens, que, en el 20', se toparon ambos con Handanovic, en este partido insuperable (como casi siempre). 

Los nerazzurri, por su parte, también se acercaban a la portería de Reina con jugadas verticales rápidas y efectivas. Borja Valero repartía balones a diestro y siniestro, y antes del descanso también intentó abrir la lata recibiendo un balón a un paso del área chica, pero el meta español, con un buen reflejo, supo desviar fuera su chut.

El verdadero susto, para el San Paolo, llegó nada más comenzar la reanudación, y fue de la mano de Vecino, cuyo rendimiento mejora partido tras partido: el uruguayo protagonizó una percusión central, completó una pared con Icardi, regateó a Reina, pero no pudo celebrar el gol debido a Raúl Albiol, que despejó en la línea de gol su delicado disparo. 

La ocasión le dio coraje a los milaneses, que empezaron a ganar campo, pero sin volver a acercarse realmente al gol. Los azzurri, aunque visiblemente cansados por la semana infernal que acababan de cerrar (visitaron a Roma y City en los anteriores partidos), no quisieron conformarse con el empate.

Sarri sacó a Ounas en el lugar de un tocado Insigne (que fue duda hasta esta tarde), a Rog y a Zielinski, que con un latigazo desde fuera del área obligó a Handanovic a ejecutar otro paradón. No fue el último de su partido: en el 90', Mertens tuvo en sus botas el balón del 1-0, pero el meta esloveno neutralizó también su intento con otra gran intervención. Se acabó así: por primera vez desde el pasado 25 de febrero (derrota 0-2 con el Atalanta), los napolitanos no lograron marcar goles y se conformaron con un empate que les dejará en la cima de la tabla, pero con el Inter bien cerca. Un gran resultado para los de Spalletti, que siguen a dos puntos del primer puesto. Y la Juve, mañana, puede recortar distancias.

 

OPINIONES

COLUMNA SALESIANA

© 2017