Miércoles, 27 Septiembre 2017 15:50

El Barça se lleva los tres puntos de Lisboa

Un gol en propia puerta de Coates permite al Barça llevarse los tres puntos de Lisboa en un duelo muy eléctrico y sigue liderando el grupo D de la Liga de Campeones.

Sigue el Barça contando los partidos por victorias tanto en Liga como en la Liga de Campeones. Tanto es el escenario que sea que los de Valverde encadenan una nueva victoria y ya son ocho consecutivas para mostrarse sólidos. En un partido vertiginoso y que costaría llevar el control del juego, los azulgranas se adaptarían al que pediría el partido y sabrían resolverlo con un gol de estrategia, marcado por Coates en propia puerta.

Muy elevado sería el ritmo que se jugaría el partido en el Alvalade. Ya desde el inicio se ha planteado un duelo como una auténtica batalla por el dominio del balón. El Barça con su estilo irrefutable y delante, un conjunto, el portugués, con un técnico, Jorge Jesús, teniendo como referente el ADN Barça. Así pues, las ganas de tener el dominio del balón se verían patentes sobre el césped del Alvalade y esto se ha traducido con una ida y vuelta constante, fruto de la gran presión de ambos equipos. En el intercambio de golpes, el Barça intentaría poner más pausa que el rival, acostumbrado de sacar rendimiento en las acciones por velocidad. Especialmente, incisivos han sido Martins y Acuña. Pero Piccini avisaría primero para el Sporting Clube con una acción rápida por banda izquierda, y dos minutos más tarde, han replicado los azulgranas a través de una buena conexión entre Iniesta, Alba y Suárez, que Messi finalizaría con un remate que ha evitado Rui Patricio.

En este contexto, serían muy importantes las llegadas de los laterales, Jordi Alba y Semedo, tan necesarios en defensa como vitales en las ayudas ofensivas. Sergi Roberto colocado en el interior dotaría al equipo de desequilibrio y rompería las líneas defensivas del conjunto portugués. Messi, antes del descanso, pudo hacer el primero después de una buena acción personal.

Gol desde la estrategia

Del vértigo de la primera mitad ha pasado el Barça a calmar el duelo, necesario para tener el partido bajo control. No se caracterizan los culés por dominar en el descontrol, e intentarían calmarlo como sea. Y lo ha hecho a balón parado. Porque un centro de Messi, en una falta lateral, lo ha luchada Suárez dentro del área pequeña y ha servido para hacer el primer gol del Barça. Sería Coates en propia puerta quien superaría Rui Patricio. Se adelantaba el Barça y era el mejor escenario sólo salir de los vestuarios.

El gol ha animado al Barça que ha intentado poner pausa, control y cordura. Serían los mejores minutos para los de Valverde que buscarían el segundo. Pero no conseguirían definir las acciones de peligro. El conjunto de Jorge Jesús se reharía del golpe y volvería a apostar por exprimirse al máximo jugando al límite. Tendría ocasiones el conjunto de Lisboa para empatar, pero el Barça siempre estaba bien protegido con Piqué y Umtiti, e incluso, Ter Stegen, salvador con una espectacular parada a Bruno Fernandes.

Robarían muchos balones  los azulgranas en zona de creación y esto ayudaría a buscar ataques rápidos a través de Messi, Rakitic y Sergi Roberto, pero se replegaban bien los portugueses en defensa que saldrían rápidos al contragolpe. Esto ha dado paso al vértigo de nuevo como protagonista y ya se ha quedado hasta el final del partido. Debería adaptarse al Barça al contexto y lo ha sabido hacer con rigor, para quedarse con tres puntos importantes en un duelo complicado y muy intenso y mantenerse líder del grupo D de la Liga de Campeones.

Modificado por última vez en Miércoles, 27 Septiembre 2017 15:54

OPINIONES

COLUMNA SALESIANA

© 2017