Domingo, 10 Septiembre 2017 11:45

Biomedical puso el piñón para vencer a Izalco

Los biomedicos superaron 73-63 al volcán que naufragó en la orilla luego de estar perdiendo hasta por 18 puntos.

La primera jornada del torneo Clausura 2017 de la LSB tuvo a su primer ganador al Biomedical en un partido de poder a poder ante el Izalco BC. Un juego duro, de mucho contacto pero bien controlado por el arbitraje de Carolina Reyes y Walter Cárcamo. Izalco fue un rival fuerte, con mucha juventud y talento pero que no supo controlar sus emociones ante un Biomedical más experimentado.

Solo el primer cuarto fue parejo (16-14), la fuerte disputa no permitía un baloncesto de calidad, pero de a poco el espectáculo fue mejorando, a tal grado que las canastas comenzaron a darle credibilidad al encuentro disputado en el gimnasio Enrique Samour. Para el segunda cuarto el Biomedical aceleró apostándole al trabajo de su capitán Emerson Morales que supo darle ese plus de experiencia a los ahijados de Ernesto “el bombero” Alveño. El trabajo rindió frutos ya que Izalco se descontroló en defensa y con pobre efectividad a la ofensiva. Al descanso la visita estaba abajo 27-45.

Para la parte complementaria del juego los del Izalco intentaron mantener una defensa personal que comenzó a rendir frutos mientras que el veterano Oscar Tobar impuso su fuerza y viveza frenando las llegadas de los biomédicos que decayeron físicamente ante la “mole” Tobar. Aquí el volcán aprovechó para acercarse a 10 puntos.

Nada estaba perdido, el incansable Julio Crespín le dio vitalidad ofensiva a los sonsonatecos, mientras que el zurdo Víctor Maya buscaba incansablemente los tableros en segundas oportunidades.

izalco se fue acercando poco a poco, Biomedical sin embargo no entró en pánico ya que los cambios generados por el entrenador lograron mantener física y mentalmente al equipo ante el acecho izalqueño.

Lo mejor ocurrió a 3 minutos del final cuando Izalco se puso a un punto en un descomunal esfuerzo colectivo apoyado por una afición incondicional; pero el sueño se convirtió en pesadilla cuando el biomédico Roberto Herrera despertó a sus compañeros con tremendas asistencias y anotaciones claves que sometieron en un abrir y cerrar de ojos al Izalco BC que vio como el juego se le volvía a escapar y terminar perdiendo por 10 puntos.

Un juego muy bueno, duro pero que al final el abrazo y apretón de manos entre jugadores demostró la calidad deportiva y humana de ambos quintetos que abrieron el telón de la Liga Superior de Baloncesto con un baloncesto que sin dudas irá mejorando.

Mayor anotador de Biomedical: Emerson Morales con 17 puntos
Mayor anotador de Izalco BC: Julio Crespín con 17 puntos

OPINIONES

COLUMNA SALESIANA

© 2017