Domingo, 09 Julio 2017 11:27

La Euroliga apunta sus armas contra la FIBA

La competición europea denuncia las presiones y amenazas de la FIBA a jugadores, clubes, árbitros y entrenadores.

La Euroliga ha contestado con un comunicado a aquellos sectores que han criticado que el calendario de competición no contemple espacio para las ventanas de selecciones a media temporada que impone la FIBA. "El hecho de que la FIBA ​​haya decidido unilateralmente organizar partidos de equipo nacional coincidiendo directamente con el calendario de los clubes es responsabilidad exclusiva de FIBA. La decisión de FIBA ​​de hacerlo fue contraria al acuerdo que los clubes de baloncesto de la Euroliga tuvieron con la FIBA ​​desde 2004", apuntan en el comunicado.

La batalla entre ambos organismos sigue muy viva pero la Euroliga ha querido dejar claro que en ningún caso parará su torneo ni tampoco obligará a los jugadores implicados a no acudir con sus selecciones en caso de ser convocados. 

"La Euroliga y sus clubes siempre han apoyado las competiciones de selecciones, y seguirá haciéndolo, en la creencia de que son una parte importante en la promoción del baloncesto para los aficionados. Del mismo modo, la Euroliga nunca ha prohibido ni limitado a los jugadores ser liberados por sus clubes a las selecciones y competiciones, y no lo hará en el futuro. El derecho de los jugadores en las competiciones de baloncesto Euroliga para aceptar convocatorias de su equipo nacional sigue estando vigente", aseguró Euroliga.

Sin embargo, el organismo dirigido por Jordi Bertomeu expresó su malestar por las armas empleadas por la FIBA en su particular guerra con la Euroliga. "La Euroliga condena cualquier presión o amenaza de sanciones, como las aplicadas en el pasado por FIBA ​​y/o sus federaciones nacionales, cuando cualquier parte interesada expresa su legítima voluntad. La Euroliga condena enérgicamente cualquier tipo de medida para presionar a jugadores, entrenadores, árbitros y/o clubes", expresa el comunicado.

LIBERTAD DE LOS JUGADORES

La propia Euroliga argumenta que la libertad de elección está en manos de los jugadores y pone como ejemplo competiciones como Eurobasket o Mundiales donde algunas estrellas prefieren no acudir con sus países. "Es sabido que en el pasado numerosos jugadores tanto europeos como no europeos han decidido reiteradamente no aceptar invitaciones para unirse a sus equipos nacionales sin ninguna consecuencia, incluyendo exjugadores de alto perfil que ahora están tratando de presionar a los jugadores actuales", señala.

En este mismo sentido critica la postura de la FIBA por apartar de sus competiciones a aquellos sectores relacionados con la Euroliga.  "Nos entristece ver que  la FIBA ​​ha bloqueado la participación de árbitros, observadores y otros colectivos de participar en los principales eventos de la FIBA ​​por la sola razón de estar asociado con nosotros", aseguran.

Sobre la saturación que vivirá el calendario, la Euroliga ha apuntado que jamás ha detenido su calendario antes pero ha querido dejar claro que siempre ha intentando mantener vías de diálogo abiertas con la FIBA "presentado múltiples calendarios alternativos y contrapropuestas ​​sin respuesta".

OPINIONES

COLUMNA SALESIANA

© 2017