Domingo, 21 Mayo 2017 15:27

El Barça se despidió de la liga con una inutil remontada

Los azulgranas han podido remontar un 0-2 contra los vascos en el último partido de Luis Enrique en el Camp Nou, pero el triunfo del Real Madrid hace volar la Liga.

No ha podido ser y la Liga no será azulgrana. El Barça sabía que no sólo le valía hacer el trabajo contra el Eibar, sino que tenía que esperar una derrota del Real Madrid que finalmente no ha sido posible (0-2 contra el Málaga). Era indispensable, sin embargo, sacar los tres puntos del Camp Nou, el día de la despedida de Luis Enrique ante la afición, el día del último partido de la temporada en Barcelona y en la última oportunidad para llevarse la Liga. Y así ha sido, aunque no ha sido fácil. Básicamente porque los azulgrana han tenido que remontar un 0-2 de Inui, y lo han hecho para, como mínimo, despedir la competición doméstica de este curso con una victoria de carácter, antes de cerrar la temporada con la final de la Copa.

El Eibar ha salido valiente y, esto ha hecho que el Barça no jugara cómodo. Menos aún después de que Inui haya rematado un centro difícil de Capa al fondo de la red (0-1, min 7). Un resultado que ha replegado a los locales -han podido hacer el segundo antes del descanso, en una doble ocasión de Inui y Peña (min 45)-, y que poco a poco ha reactivado a los azulgrana.

A pesar de todo, e influido por ir a remolque del resultado, por la consistencia defensiva de los vascos y por los errores de precipitación, el Barça no ha podido llegar al descanso con un resultado positivo. El paso por vestuarios ha terminado de equilibrar al Barça, eso sí, y ha empezado a buscar la portería rival sin descanso. Las ocasiones, sin embargo, se han ido estrellando sucesivamente contra la defensa, el portero y la mala suerte. Además, todo se ha complicado aún más cuando Inui ha hecho el segundo gol del Eibar con un gran remate que se ha colado por la escuadra (min 0-2, 61).

No se rinden

Aunque el Madrid ganaba 0-2 en Málaga y parecía que el Eibar se llevaría los tres puntos del Camp Nou, el Barça no ha bajado los brazos. No ha habido suerte en la Rosaleda, pero sí se ha dado la vuelta al resultado del Camp Nou. Ha ayudado que, rápidamente, en un disparo de Neymar que se ha estrellado contra la base del palo, Juncà haya enviado el rechazo al fondo de la red para abrir la lata (1-2, min 62). Antes de consumar la remontada, pero, aunque ha habido tiempo para que Yoel se luciera en un lanzamiento de penalti de Messi y evitara el empate antes de tiempo (min 70). Porque se ha acabado dando pocos minutos después, ya que la bota oportunista de Luis Suárez ha rematado al fondo de la red una jugada de córner (2-2, min 74).

Pichichi Leo

Mientras tanto, Messi ni podía ni quería acabar la Liga sin ver portería. Y tras el penalti que le detuvo Yoel tenía ganas. Así, el 3-2, que se ha podido celebrar sólo un minuto después del del uruguayo, ha llegado cuando se ha quitado la espinita desde los once metros -penalti cometido sobre Neymar- (3-2, min 75). No ha terminado aquí, porque el argentino ha cerrado el campeonato de Liga para el Barça con su diana número 37, ya en el último instante, con una de sus carreras: recuperación en medio del campo para plantarse solo dentro del área, batir a Yoel y dejar el 4-2 definitivo (min 90). Un triunfo que ha sido insuficiente para ganar la Liga, pero que permite despedir a Luis Enrique como merece: con el carácter ganador del técnico asturiano y sin perder la fe.

OPINIONES

COLUMNA SALESIANA

© 2017