Miércoles, 10 Mayo 2017 14:57

El Real Madrid irá por la duodécima a Cardiff

El Real Madrid hizo valer en el Calderón el 3-0 de la ida y el gol de Isco certificó el pase a la final, que se disputará el 3 de junio ante la Juventus.

El Real Madrid jugará la final de la Champions League el próximo 3 de junio en Cardiff ante la Juventus. Pocos equipos son capaces de lograr lo que han conseguido los madridistas, que están ante el último paso para convertirse en el primer campeón que revalida el título en la era Champions. Los blancos, pese a caer 2-1 en el Calderón, hicieron valer el 3-0 que traían del Bernabéu.

Pese a que Casemiro pudo marcar de cabeza en un córner que sacó Kroos en el 7’ y obligó a lucirse a Oblak, el primer cuarto de hora fue para el Atlético, que hizo dos goles. Koke sacó un córner en el 12’ y Saúl marco de cabeza. Tres minutos después Torres cayó derribado en el área en un lance con Varane y el árbitro Çakir pitó penalti. Griezmann lo transformó.

Jugadón de Benzema
A partir de ahí, el partido cambió y Real Madrid se hizo dominador del esférico. Tocaba y tocaba el campeón de Europa y empezaba a llegar con más claridad al área rival. Isco recortó a Savic en el 38’ y disparó al primer palo, pero Oblak atrapó el esférico. Fue el preámbulo de la jugada que dio tranquilidad a los blancos. Benzema recibió en el córner rodeado por tres defensas rivales en el 42’ y en un palmo de terreno se deshizo de Savic, Godín y Giménez con un excepcional regate. Entregó posteriormente el balón a Kroos, que se encontró de nuevo con Oblak, pero apareció Isco para aprovechar el rechazo y llevar el esférico a la red. El Atlético tenía ahora que hacer tres goles y el Real Madrid estaba más cerca de Cardiff.            

EL REAL MADRID ENCADENA YA 61 PARTIDOS MARCANDO

El Real Madrid siguió dominando tras el descanso y el primer tiro entre los palos fue suyo. Cristiano Ronaldo, bastante escorado, sacó una potente falta en el 47’ y Oblak despejó con los puños. Ocho minutos después fue Isco el que lo intentó con la izquierda, pero su disparo desde la frontal se marchó desviado. También pudo marcar el Atlético. Keylor Navas lo evitó en el 66’ con dos prodigiosas intervenciones, primero en el disparo de Gameiro y a continuación en el remate de cabeza a bocajarro de Carrasco.

Los minutos transcurrían y el Real Madrid, en vez de defenderse, quería, al menos, empatar el encuentro. Cerca estuvo de hacerlo en el 74’. Centró Marcelo y el remate de cabeza de Benzema no encontró portería por muy poco. El campeón de Europa ya está en Cardiff. Sólo un partido, el 3 de junio ante la Juventus, le separa de ser el primer equipo en revalidar el título en la era Champions.

OPINIONES

COLUMNA SALESIANA

© 2017