Miércoles, 10 Mayo 2017 12:02

La Juventus ya dijo presente en la final de Cardiff

Tras ganar al Mónaco 2-1 con goles de Mandzukic y Dani Alves, los bianconeri sacan el billete a Cardiff.

Hace seis días ya habían reservado billete en la ida en el Louis II y hoy llegó. La Juventus se puso sus mejores galas, con un Dani Alves devastador en Europa, y acabó con cualquier esperanza de remontada del Mónaco en 40 minutos. El resto, fue espectáculo antes del final que lleva a los bianconeri a la final de Champions League.

KHEDIRA SUSTITUIDO
El Mónaco comenzó fuerte, con Mbappé golpeando el palo en una jugada anulado por fuera de juego al segundo minuto. También lo intentó Falcao desde fuera del área. Y sobre todo, a los 10 minutos, Allegri tuvo que realizar el primer cambio: Khedira sufrió una molestia en el muslo izquierdo y tuvo que ser sustituido por Marchisio.

MEJORA LA JUVE
Los bianconeri comenzaron a ser peligrosos al contragolpe, buscando pases largos a Mandzukic. La primera ocasión fue para Higuaín, que aprovechó una duda de Jemerson para presentarse ante portería y realizar una vaselina floja que Glik despejó. La siguiente ocasión, de Mandzukic tras gran pase al hueco de Higuaín: Subasic salvó el disparo del croata.

MANDZUKIC GOLPEA PRIMERO
La Juve ya había encontrado el ritmo adecuado y el gol inició desde la portería de Buffon. Con la mano, sacó para Alex Sandro, que se escapó por la izquierda. Dybala, ya en el centro pasó hacia atrás y el balón le llegó a Dani Alves, que centró para el cabezazo de Mandzukic. El tiro del croata fue desviado en primera instancia por Subasic, pero Mario llegó y anotó el rechace.

OBRA DE ARTE DE DANI ALVES
El partido del Mónaco se puso cuesta arriba, aunque intentó reaccionar con ocasiones de Mendy, salvada por Chiellini, y Mbappé. En el área contrario, Subasic salvó un disparo de Dybala. Pero del córner nació el segundo gol: Subasic despejó con los puños pero el balón le cayó en la frontal del área a Dani Alves, que de volea batió al portero.

MBAPPÉ RECORTA
Con dos goles de ventaja al descanso, la situación era inmejorable. El único riesgo, relajarse en exceso. No para esta Juve, que incluso rozó el tercer gol con Cuadrado, que sustituyó a Dybala. A los 20 minutos, sin embargo, Mbappé aprovechó que la Juve bajó el ritmo y primero obligó a una gran parada da Buffon y luego anotó tras un pase de Joao Moutinho.

A CARDIFF
El gol de Mbappé solo maquilló el magnífico rendimiento de la Juve en la ida y la vuelta, certificando además el gran talento de los franceses. El partido terminó 2-1, el sueño continúa, aunque el término es inapropiado: la Juve ya es una gran realidad en Europa. La realidad es la final de la Champions League.

Modificado por última vez en Miércoles, 10 Mayo 2017 12:10

OPINIONES

COLUMNA SALESIANA

© 2017