Miércoles, 05 Abril 2017 14:58

El Barcelona pulveriza al Sevilla 3-0

Tres goles en la primera media hora de juego, con un tanto de Suárez y un doblete de Messi, han allanado el camino de un triunfo que permite continuar en la lucha por la Liga.

Aquí no se rinde nadie. El FC Barcelona sigue con paso firme en su persecución al líder de la Liga y vuelve a sumar un triunfo, el octavo consecutivo como local en la Liga, en un Camp Nou que ha superado las expectativas. Porque ni el horario ni la lluvia han evitado que 85.511 espectadores se reunieran en las gradas de un Estadi que ha visto como el Sevilla se convertía, por 15ª vez consecutiva, en víctima (3-0). Especialmente por una primera mitad brillante, corroborada con los goles de Luis Suárez y Leo Messi, que sigue fiel a su cita con el gol contra los andaluces. Ya van 29, y parece ser que no se cansaría nunca.

Se preveía un duelo de alta exigencia y el Barça, plenamente consciente, no ha dejado ningún espacio para la improvisación. Y con dominio, posesión y fútbol rápido, los de Luis Enrique han encarrilado rápidamente este partido con un juego espectacular. De hecho, sólo ha necesitado media hora para hacer tres goles que han allanado mucho el camino hacia el triunfo final. Tres goles con protagonismo destacado para los miembros del tridente, este miércoles totalmente completo con el regreso de Leo Messi.

El argentino se ha vuelto a poner la camiseta del Barça después de los compromisos internacionales y de la sanción contra el Granada y ha hecho una primera mitad de bandera, escudado por un incansable Luis Suárez. Entre ellos dos se ha gestado el gol que ha inaugurado el marcador, primero con una jugada marca de la casa de Messi, que ha acelerado por la banda y se ha marchado de dos rivales, y después con un remate de chilena de Suárez, que ha cazado el centro del '10' para marcarse otra obra de arte (1-0, min 25).

Un tanto que ha sido el premio merecido para un Barça que ha comenzado el partido enchufadísimo, con un alto nivel y una intensidad excelente. De hecho, sólo un segundo de duda, que N'Zonzi ha aprovechado para poner a prueba a un Ter Stegen hábil en los reflejos (min 15), ha puesto un poco de presión a los azulgrana.

Por el contrario, en la otra portería, los ataques han sido constantes. Así pues, tampoco ha tardado mucho en llegar el segundo gol, esta vez con las tornas cambiadas respecto del primero. Porque en una contra iniciada por Rakitic y continuada por Neymar, Suárez ha centrado hacia Messi, que no ha perdonado y ha ampliado distancias (2-0, min 27). Pero no se ha quedado aquí y el argentino se ha vuelto a marcar un doblete cinco minutos más tarde, esta vez tras cazar de primeras un rechazo de la defensa del Sevilla en un saque de esquina (3-0, min 33) y hacer su 29º gol contra el equipo andaluz.

Debut de Aleñá en el Camp Nou

El Sevilla ha tenido otro aire tras el paso por vestuarios, aunque sin mucha presión, y ha intentado batir a un Ter Stegen muy seguro. Las más claras han llegado con un par de disparos de Sarabia, pero que el portero alemán ha podido desviado (min 62 y min 69). Mientras, el Barça ha continuado mirando a portería, especialmente con Neymar en un estado pletórico. Paco Alcácer ha tenido un uno contra uno con Sergio Rico, Rakitic no ha podido aprovechar el rechace (min 77) y el brasileño, sobre la bocina, ha hecho volar al portero de los de Sampaoli (min 90). No ha hecho falta superarlo más, sin embargo, porque el triunfo se ha quedado en un Camp Nou que ha vivido el triunfo número 800 en la Liga. También el debut de Carles Aleñá en el Estadi, que después de hacerlo en la Liga contra el Granada ha entrado en el terreno de juego para sustituir a Ivan Rakitic (min 80). Todo ello para redondear un triunfo que significa el 2/2 en un mes de abril que puede decidir una temporada.

OPINIONES

COLUMNA SALESIANA

© 2017