Sábado, 11 Marzo 2017 10:42

Guardiola conduce al City a la final de la FA Cup

El conjunto de Manchester cuajó un partido serio, sin conceder demasiado, y disputará las semifinales de la FA Cup.

Wembley aguarda de nuevo a Pep Guardiola después de que el Manchester City derrotara con solvencia al Middlesbrough de Karanka. Los de Manchester, sin reservas y apostando por su mejor once, sometieron a un rival al que las ocasiones marradas por el City mantuvieron vivo. Silva y Agüero perforaron la portería, y Sané volvió a brillar.

Solo cuatro equipos de la Premier han recibido menos goles en liga que el Boro de Karanka. Delante de uno de los mejores entramados defensivos del país, el City hizo fácil lo más difícil: abrir la lata. El primer tanto llegó sin prácticamente dejar tiempo al público sentarse en sus sillas, en la primera ocasión del encuentro. El equipo de Guardiola tuvo suficiente con una basculación rápida para descoordinar a la defensa local. Fue Touré el ejecutor de trazar el cambio de sentido en el ataque, abriendo para la incursión de Zabaleta en el área. Este dejó el pase de la muerte al que no llegó Serling, pero si Silva para empujarla ante un vendido Guzan.

El mejor inicio posible dio paso a un periodo de control ‘citizen’, aunque ralentizado. Los ‘sky blue’ dominaban el tempo del partido ante el beneplácito local, pero la falta de profundidad en muchas fases del encuentro dio pie a que el Boro se viera vivo. Con balones colgados, el equipo de Karanka seguía soñando en algo. Gestede o Stuani tuvieron dos cabezazos que entre Bravo, de nuevo titular, y Zabaleta sacaron de zona de peligro. La nota diferencial del City volvió a ser Sané, fresco y desbordante por banda, poseedor de una marcha más en el juego.

VENDAVAL EN EL SEGUNDO TIEMPO

Toda amenaza latente del Boro, un recuerdo de lo que pasó en el último partido de liga, se desvaneció en la reanudación. El City salió dispuesto a acabar el trabajo, y se puso a avasallar el área local. Silva con el toque, y De Bruyne en las transiciones, se hicieron con un centro del campo que no paraba de nutrir a su ataque de balones. Sané, Sterling, Agüero o el propio Silva. Las ocasiones fueron múltiples, pero toparon con el meta Brad Guzan. El norteamericano fue el hombre más destacado del conjunto de Karanka, expuesto ante un City que perdonaba la vida ante la incredulidad de Guardiola y Domènech Torrent.

La insistencia, por cuestión de probabilidad, llevó a la calma. El City encontró la sentencia en una incursión de Sané por banda izquierda, que en la enésima acción en la que volvió loco a Barragán mandó un tenso centro al corazón del área. El sitio perfecto para que emergiera Agüero y, al primer toque, fusilara al portero rival. El tanto hizo bajar los brazos definitivamente al Middlesbrough, y dio paso a las rotaciones de Guardiola pensando en Mónaco. Sané y Touré fueron sustituidos, y aún así el equipo pudo haber aumentado más su ventaja con algo más de acierto.

Modificado por última vez en Sábado, 11 Marzo 2017 10:47

OPINIONES

COLUMNA SALESIANA

© 2017