Sábado, 28 Enero 2017 16:07

Serena gana el Open de Australia y ya es la número 1

La pequeña de las Williams, con 23, adelanta a Steffi Graff como la tenista con más títulos de Grand Slam de la Era Open y se queda a uno de la líder de siempre, Margaret Court.

Serena Williams va camino de ser, si no lo es ya, la tenista más grande de todos los tiempos. Este sábado, con 35 años y 125 días, ha ganado su 23º título de Grand Slam. Una cifra increíble con la que supera a Steffi Graf como la jugadora con más trofeos en grandes de la Era Open (desde 1968). Se queda a uno solo de igualar a la líder de todos los tiempos, la australiana Margaret Court, que ganó 24 entre 1960 y 1973. En la Rod Laver Arena, la leyenda aussie vio como le entregaban la Copa Norman Brookes a la siete veces campeona en Melborune, que con su victoria recupera el número uno mundial que le había arrebatado en 2016 la alemana Angelique Kerber. Es la Reina más vieja de la historia.  Ninguna profesional había ganado un major con tanta edad.

En el duelo fratricida y retro de la final del Abierto de Australia, Serena no tuvo piedad de su hermana mayor, Venus, a la que superó con cierta facilidad en dos sets (doble 6-4 en 1h:21). Entre las dos han ganado 30 de los últimos 70 Grand Slam. De las pistas municipales de Compton, California, al olimpo de los dioses del tenis. Son historia viva y suman 71 años entre ambas, una cifra de edad que no se había combinado nunca en una gran final de la Era Open. Catorce años después de su último enfrentamiento por el título en Australia reverdecieron viejos laureles. No hubo revancha: como en 2003 Serena volvió a ganar.

El partido no fue bueno, sobre todo en una primera manga con muchos errores en el que las Williams no fueron capaces de mantener sus respectivos saques hasta el quinto juego. Serena parecía no tener energía para servir, sobre todo con segundos, y Venus intentó aprovecharlo, pero la campeona se entonó lo suficiente parea consolidar su tercer break y llevarse la manga.

En la segunda, ambas afinaron sus servicios y se vieron intercambios más largos y de mayor calidad. Otro break de Serena en el séptimo juego decidió. Venus (36 años y 226 días) acumulaba más horas en las pistas (10h:08 por las 7h:37 de Serena) y eso se notó. Pero nadie le quita el mérito de haber vuelto a la élite (ya es 11ª del mundo) tras sobreponerse a una extraña enfermedad (síndrome de Sjögren).

Venus Willimas encajó la derrota ante su hermana Serena con una mezcla de tristeza por la oportunidad perdida (hubiera sido su octavo título de Grand Slam) y alegría por el triunfo de su hermana pequeña: "Cuando tú ganas, siempre gano yo también. Cuando yo quería llegar a lo más alto tu ya estabas allí. Así ha sido hasta ahora. Estoy enormemente orgullosa de ti. Eres mi mundo. Me encanta haber vuelto aquí, a la final".

"Mi hermana es muy informal", bromeó Serena. "Ha sido una dura oponente. Quiero felicitarla. Es una persona maravillosa. No podría haber ganado estos 23 títulos sin ella. Es mi inspiración y la única razón por la que estoy aquí ahora. Se merecía este asombroso regreso. Ojalá vuelva a jugar otra final contra ella".  

Modificado por última vez en Sábado, 28 Enero 2017 16:14

OPINIONES

COLUMNA SALESIANA

© PajaroPiconPicon 2017